Bogotá, 8 de marzo de 2019.periodis

 Regresa el llamado a parar el 8 de marzo, parar como hacer un alto en el camino, como hacer huelga o como alzar la voz para reconocer las situaciones que nos han limitado por ser mujeres en el ejercicio de la profesión. Limitaciones que van desde ser acosadas por jefes, compañeros o fuentes de información, por sentirnos inseguras en ambientes para los que los hombres no lo son o por los tratos denigrantes que vemos a diario con las fuentes femeninas que cubrimos que son menospreciadas, vulneradas o maltratadas, y que aparecen alrededor como situaciones aparentemente normales. O cuando es ridiculizado el lenguaje que nos nombra. O en el peor de los casos, cuando tenemos noticia de mujeres que solo pudimos conocer en el cubrimiento de una violencia contra ellas, incluso por las fotografías que sus familiares nos han compartido para conocer a aquellas que fueron asesinadas por en actos de profundo machismo.

El 8 de marzo es sin duda la oportunidad ideal para unirnos al llamado internacional de hacer un alto en el camino que posibilite la reflexión y acción que nosotras como mujeres debemos asumir para la defensa de nuestros derechos y para las generaciones futuras de mujeres y hombres.
Por ello, como Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género queremos invitar a periodistas, comunicadoras, realizadoras audiovisuales, editoras, locutoras, fotógrafas, camarógrafas, directoras de medios masivos, alternativos y comunitarios para que hagan el ato en el camino, cada una considerará la acción y el tiempo que le dedicará, pero con la idea de la reflexión sobre estos aspectos que podemos seguir transformando durante los otros 364 días del año hasta que vuelva a ser 8 de marzo.
La Red colombiana de periodistas con visión de género propone 3 Acciones urgentes para tener #PeriodistasSinAcoso .

Garantizar igualdad de oportunidades para las mujeres al interior de los medios de comunicación, que garanticen su derecho a la libertad de expresión, a la integridad y a la no discriminación. Hay sobradas evidencias de la “división sexual del cubrimiento” de temas al interior de los medios, que suele alejar a las mujeres de la política, el orden público, la justicia, y acercarlas a temas “femeninos” como la cultura y la farándula; de la diferencia en la asignación salarial de las mujeres frente a trabajos similares realizados por hombres; del “techo de cristal” que obstaculiza el ascenso a cargos de decisión. En Colombia, más del 70 por ciento de las periodistas cree que sí hay una agenda diferenciada para mujeres y hombres dentro de sus salas de redacción. (FLIP, 2017).

Promover medios libres de acoso y violencia contra las mujeres, con políticas de cero tolerancias frente al acoso laboral y sexual por parte de compañeros, jefes y fuentes, y generar mecanismos efectivos de denuncia y restablecimiento de los derechos de las periodistas.

Impulsar una cultura de mujeres libre-parlantes que defienda la expresión de las mujeres y la sanción social a las violencias, así como el autocuidado de las mujeres que reportan en el terreno y en la web. En el 2018 la FLIP registró 120 mujeres periodistas víctimas de agresiones. Dado el contexto, el Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (2017) insta a Colombia a “adoptar medidas (…) para prevenir los ataques y otras formas de violencia perpetrados contra mujeres periodistas y para enjuiciar y castigar a sus responsables” así como para promover la denuncia de la violencia.

 

Deja un comentario