Sexo: alude a las diferencias de carácter estrictamente biológico que existen entre hombres y mujeres y que no suelen determinar nuestra conducta. (PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO -PNUD- Cómo elaborar una estrategia de género para una Oficina de País, 2004)

Género: alude al significado social que se le atribuye al hecho de ser mujer y hombre; es decir, es una definición especifica cultural asignada socialmente a, lo que se espera, correspondería a la forma de ser mujer (feminidad) o de ser hombre (masculinidad) y que, por tanto, varía en el tiempo y en el espacio. (PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO -PNUD-. Estrategia de Equidad de Género. Colombia, 2007-2008. Pág. 6)

Orientación sexual: hace referencia a la atracción eróticamente y afectiva hacia una persona. En la orientación sexual entra en juego la excitabilidad sexual de la persona en relación. Con otro u otra, sus afectos, sus emociones e ideas de placer y de pareja. (MINISTERIO DE PROTECCIÓN SOCIAL. FONDO DE POBLACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS. Guía de Prevención VIH/Sida. Mujeres en contextos de vulnerabilidad, 2011. Pág. 22)

Sexualidad: “La sexualidad es una parte integral de la personalidad de cada ser humano. Su total desarrollo depende de la satisfacción de necesidades básicas humanas como el deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor. La sexualidad es construida a través de la interacción entre el individuo y las estructuras sociales. El total desarrollo de la sexualidad es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social. Los derechos sexuales son derechos humanos universales, basados en la inherente dignidad, libertad e igualdad de todos los seres humanos. Así como la salud es un derecho humano básico, así lo debe ser la salud sexual”. (Asociación Mundial para la Sexualidad. Congreso mundial, Hong Kong, agosto de 1999.)

Machismo: Es una de las dimensiones fundamentales del sexismo. Exalta lo ideológico, afectivo, intelectual, erótico, jurídico de los hombres y de lo masculino. Concibe atributos masculinos como naturales. Pondera y valora positivamente, de manera particular las características de dominación implícitas en las masculinidades patriarcales. (Tomado de la cartilla de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género “Otras miradas para construir, comunicar y analizar la información”. Pág. 13)

Sexismo: conjunto de valores legitimadores de la superioridad sexual. Es parte hegemónica y estructuradora de la sociedad dominante. (Tomado de la cartilla de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género “Otras miradas para construir, comunicar y analizar la información”. Pág. 13)

Androcentrismo: Uno de los pilares del machismo: los hombres en el centro y jerarquizados y siempre como superiores. (LAGARDE, Y DE LOS RÍOS , Marcela. Para mis socias de la vida. Editorial horas y Horas. Madrid, 2005)

Patriarcado: En su sentido literal significa gobierno de los padres. Históricamente el término ha sido utilizado para designar un tipo de organización social en el que la autoridad la ejerce el varón jefe de familia, dueño del patrimonio, del que formaban parte los hijos, la esposa, los esclavos y los bienes (FONTENLA, Marta. “Diccionario de estudios de Género y Feminismos”. Editorial Biblos, 2008). El patriarcado es un sistema que abarca un pensamiento, una filosofía, una política, normas jurídicas que colocan al valor al centro dándole predominio sobre las mujeres (Tomado de la Cartilla  Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. pág. 7)

Visión de género: es la perspectiva a través de la cual se concibe y se trata a las mujeres y a los hombres como: iguales, diversos y diferentes. La visión de género implica abrirse a una manera completa de ver el mundo y de reconocer a los seres humanos a través de concepciones de igualdad, libertad, dignidad y solidaridad, superando muchos aprendizajes culturales arcaicos heredados de una sociedad ancestralmente patriarcal y desigual. La visión de género es una especie de “gafas” para ver la vida, que te despierta a aceptar a la otra y al otro en su complejidad y su individualidad, sin caer en prejuicios, preconcebido es y estereotipos a razón del mero hecho de que sea mujer, o sea hombre. (Tomado de la cartilla de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género “Otras miradas para construir, comunicar y analizar la información”. Pág. 13)

Igualdad de género: supone que los diferentes comportamientos, aspiraciones y necesidades de las mujeres y los hombres se consideren, valoren y promuevan de igual manera. Ello no significa que mujeres y hombres deban convertirse en iguales, sino que sus derechos, responsabilidades y oportunidades no dependan de si han nacido hombres o mujeres. La igualdad de género implica que todos los seres humanos, hombres y mujeres, son libres para desarrollar sus capacidades personas y para tomar decisiones. (PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO -PNUD- Cómo elaborar una estrategia de género para una Oficina de País, 2004)

Equidad de género: El medio para lograr la igualdad es la equidad de género, entendida como la justicia en el tratamiento a mujeres y hombres de acuerdo a sus respectivas necesidades. La equidad de género implica la posibilidad de tratamientos diferenciales para corregir desigualdades de partida; medidas no necesariamente iguales, pero conducentes a la igualdad en términos de derechos, beneficios, obligaciones y oportunidades. (PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO -PNUD-. Estrategia de Equidad de Género. Colombia, 2007-2008. Pág. 7)

Violencias basadas en género: por violencia contra la mujer se entiende cualquier acción u omisión, que le cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial por su condición de mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, bien sea que se presente en el ámbito público o en el privado. (Ley 1257 de 2008)

Violencia física: acciones en las que se hace uso de la fuerza física de manera intencional afectando la salud, la integridad de las personas, a través de los golpes, quemaduras, estrangulamiento, ahogamiento, fracturas, descuido personal, desnutrición, ataques con armas, etc. (Tomado de la Cartilla  Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. pág. 29)

Violencia económica: por violencia económica, se entiende cualquier acción u omisión orientada al abuso económico, el control abusivo de las finanzas, recompensas o castigos monetarios a las mujeres por razón de su condición social, económica o política. Esta forma de violencia puede consolidarse en las relaciones de pareja, familiares, en las laborales o en las económicas. (Capítulo 1. Disposiciones generales. Ley 1257 de 2008)

Violencia patrimonial: es la perdida, transformación, sustracción, destrucción, retención de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, y/o derechos económicos, destinados a satisfacer las necesidades de la mujer o de la víctima. (Tomado de la Cartilla  Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. pág. 29)

Violencia psicológica: acciones u omisiones que afectan el bienestar emocional de la persona como: uso de palabras soeces, chantajes, celos, frases que buscan desconocer el valor de otras personas, control del tiempo y de las relaciones personales. (Tomado de la Cartilla  Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. pág. 29)

Violencia sexual: acciones que generan daño o sufrimiento sexual al obligar a una persona a mantener contacto sexualizado, físico o verbal o a participar en otras interacciones sexuales mediante el uso de la fuerza, intimidación, coerción, chantaje, soborno, manipulación, amenaza o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad general. (Tomado de la Cartilla Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. pág. 29)

Derechos de las Mujeres: Además de otros derechos reconocidos en la ley o en tratados y convenios internacionales debidamente ratificados, las mujeres tienen derecho a una vida digna, a la integridad física, sexual y psicológica, a la intimidad, a no ser sometidas a tortura o a tratos crueles y degradantes, a la igualdad real y efectiva, a no ser sometidas a forma alguna de discriminación, a la libertad y autonomía, al libre desarrollo de la personalidad, a la salud, a la salud sexual y reproductiva y a la seguridad personal. (Capítulo 3. Artículo  7°. Ley 1257 de 2008)

Estereotipo: imágenes o ideas simplificadas y deformadas de la realidad, aceptada con carácter inmutable, que se vuelven verdades indiscutibles a fuerza de repetirse. (Tomado de la Cartilla  Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014. Pág. 37)

Publicaciones

Cartilla Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género. Diciembre, 2011

Cartilla Enrédate con las Mujeres de Tunja. En busca de mis derechos, 2014

Revista “Mujeres con Mayúscula”. Localidad de los Mártires, 2013