logo-red-1

1. Consultar las normativas nacionales y las internacionales vinculantes para Colombia, como:

Los derechos sexuales y reproductivos https://colombia.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/INFOGRAFIA_DSR.pdf La Sentencia de la Corte Constitucional C-355 de 2006 sobre interrupción voluntaria del embarazo https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2006/c-355-06.htm

El ABC sobre interrupción voluntaria del embarazo de Minsalud

https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists

/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP/abc-maternidad-elegida.pdf

La Política Nacional de Sexualidad, Derechos Sexuales y Reproductivos  Libro Política Sexual

2. Si se desea profundizar el tema y conocer cuáles son los protocolos y guías para el cumplimiento de la Sentencia de la Corte C-355 de 2006, se puede consultar la siguiente página del Ministerio de Salud. https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/ssr/Paginas/interrupcion-voluntaria-embarazo.aspx

3. Para hablar del panorama de la situación relacionada con la sexualidad y reproducción cite datos de fuentes oficiales; por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud. En la Encuesta Nacional de Demografía y Salud puede encontrar datos oficiales.

4. Amplíe la información que tiene que ver con los factores directos e indirectos que intervienen en el tema. Ejemplo: acceso a información de calidad y libre de estigma en el campo de la salud, justicia y protección, demanda insatisfecha de anticoncepción en el país, panorama de acceso a educación sexual, nacimientos no deseados, nacimientos en niñas menores de 14 años, abortos inseguros.

5. Consulte y entreviste expertas o expertos en el tema. Las opiniones personales pueden confundir, desinformar o estigmatizar.

6. Tenga en cuenta que los debates se deben abrir sobre el tema general no sobre las decisiones de las personas. La autonomía reproductiva, la privacidad y confidencialidad de las mujeres que deciden interrumpir un embarazo son derechos amparados por la ley colombiana.

7. Tenga en cuenta que las desigualdades de género están cimentadas en prácticas culturales que le dan más valor a lo masculino que a lo femenino.

Mujeres gocen de derechos como trabajar por fuera del ámbito doméstico y del cuidado, participar en espacios políticos y de poder, votar, estudiar y decidir sobre su cuerpo, sexualidad y reproducción. Durante mucho tiempo las mujeres fueron propiedad del padre y luego del marido. Por tal motivo, cuando se les da mayor valor a las opiniones de los “otros” sobre la vida, cuerpo y decisiones de las mujeres, estamos ayudando a legitimar las desigualdades.

Deja un comentario